Óscar Gil expone la mirada fría pero infantil de la guerra en Dubrovnik, dentro de la muestra UNA

06/11/2017 Óscar Gil expone la mirada fría pero infantil de la guerra en Dubrovnik, dentro de la muestra UNA
La muestra UNA, que en los últimos años ha vestido el zaguán de la Diputación con todo tipo de obras y toda clase de artistas, incluyendo, en su transcurso, un homenaje a Jaime Gil de Biedma, regresa a su formato original durante las próximas tres semanas, por lo que tres obras diferentes serán expuestas en la entrada al Palacio Provincial a lo largo del mes de noviembre.
 
Para empezar, la pieza elegida para abrir el mes es un cuadro realizado por Óscar Gil García, quien en un óleo frío de apariencia, pero que oculta toda una reflexión detrás, muestra la mirada congelada de un niño que, por alguna razón, observa con ojos de adulto. El motivo de esos ojos penetrantes, según explica el propio autor, no es otro que la guerra en la ciudad croata de Dubrovnik.  ‘El niño de la fuente', que así se llama el cuadro, muestra el encuentro de dos chicos en la ciudad que se vio asediada en 1991, que se refrescan; el agua cae y ellos se mojan, pero la mirada de uno de ellos invita a reflexionar sobre cómo hay a quien le roban la ingenuidad antes de tiempo.
 
Además, para lograr esa invitación al pensamiento, Óscar Gil se ha apoyado en colores como el blanco perla, el gris frío y el negro humo, que no permiten ni un ápice de esperanza, al menos a primera vista. Es más, la imagen llega a recordar, por momentos, a los niños de la Alemania de los años de la II Guerra Mundial, a quienes les tocó vivir una incomprensión similar a la de los protagonistas de la obra de Óscar Gil. 
 
Al contrario que las últimas obras de la exposición UNA, que han permanecido durante un mes en el zaguán de la Diputación, ‘El niño de la fuente' sólo se podrá visitar desde hoy lunes 6 de noviembre hasta el próximo viernes 10 en horario de 9:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas de lunes a viernes.