Regulación micológica en la provincia de Segovia Regulación Micológica

Castilla y León es, sin lugar a dudas, una región que presente una gran aptitud para la producción de setas. De acuerdo con los estudios realizados por MYCOCyL, la recolección de setas implica en la actualidad al 54% de la población rural de la región, estimándose que, en un año de buena producción, se podrían comercializar hasta 17.543 toneladas de setas, lo que generaría unas rentas directas a los recolectores de 65 millones de euros.

En estos últimos años se ha observado un incesante incremento de la presión recolectora en ciertos montes del territorio regional. Esta actividad no solo se realiza por los recolectores locales, si no que la mayor parte de recolectores proceden de otras localidades, principalmente de grandes núcleos urbanos. Este incremento de recolectores viene acompañado en muchos casos de hábitos o acciones muy agresivas con los montes: recolección de toda la fructificación de setas silvestres comestibles y destrozo de las no comestibles; deterioros en el micelio de estos hongos por rastillado o al remover la cobertura vegetal del suelo; recolección de setas con tamaños muy pequeños, sin que se haya producido la dispersión de las esporas, impidiendo de esta manera su propagación.

Desde MYCOCyL se insiste en que la principal razón que empuja a implantar un sistema de aprovechamiento micológico es "para rentabilizar el recurso", de forma que el propietario del monte público donde se lleva a cabo la recolección perciba un beneficio por dicho aprovechamiento, evitando además que el mismo no se realice de una forma abusiva, gratuita e incontrolada, fomentando el mantenimiento de los montes.

El proyecto MYCOCyL, promovido por la Junta de Castilla y León y respaldado por las Diputaciones Provinciales, intenta hacer del aprovechamiento de los hongos silvestres comestibles una fuente de desarrollo rural en las provincias participantes y en consolidar a Castilla y León como referente internacional en materia de gestión sostenible del recurso micológico, su comercialización y en micoturismo.

Regulación Micológica

En estos momentos son siete provincias de Castilla y León (Ávila, Burgos, Segovia, Salamanca, Soria, Valladolid y Zamora) las que han dado ya pasos firmes para la regulación del aprovechamiento de setas silvestres. En este quinto año de funcionamiento del sistema, la provincia de Segovia contará con una única Unidad de Gestión de Aprovechamiento Micológico (UGAM) denominada "Montes de Segovia".

En total serán 45.687 hectáreas de monte público de la provincia de Segovia las que quedarán reguladas para la recolección de setas durante la campaña 2014/2015. El objetivo reconocido es el de que las setas se conviertan en fuente de desarrollo de las comarcas donde se aplique este sistema.

Para llevar a cabo esta regulación del recurso micológico se exigirá a los aficionados la obtención de un permiso de recolección que reflejará en primer lugar la procedencia o vinculación del recolector con el municipio, la temporalidad del permiso y el tipo de actividad (recreativa o comercial).

Montes de Segovia Proyecto myasrc

El permiso foráneo, bien sea el diario o de fin de semana, se podrá obtener en los puntos de venta habituales que aparecen en las guías y también a través del siguiente enlace: www.micocyl.es

El permiso local en sus dos modalidades (recreativo y comercial), será válido durante toda la campaña (1 de agosto a 31 de julio) para todo el territorio regulado dentro del proyecto MYCOCyL en Castilla y León pero solo se podrá hacer uso de él como recreativo bajo las condiciones técnicas del aprovechamiento de la Unidad de Gestión a la que se traslade, mientras que el vinculado solo será válido dentro de su unidad de gestión.

Para obtener tanto el permiso local como el vinculado, la persona que esté vinculada o empadronada en un municipio regulado, deberá acudir a su propio ayuntamiento donde se le podrán facilitar. En el caso de que su municipio esté integrado en alguna de estas Comunidades (Villa y Tierra de Pedraza, Villa y Tiera de Sepúlveda, Ciudad y Tierra de Segovia), podrán obtener el permiso en sus oficinas.

También hay que señalar que existe la posibidad de obtener el permiso provincial con el que cualquier persona empadronada en la provincia, tendrá la opción de acceder a un permiso válido durante toda la campaña, aunque de uso limitado a esta unidad de gestión.

Para completar esta información existen unas pequeñas guías en las que se indicarán, entre otros aspectos, los puntos de expedición de estos permisos, zonas reguladas así como las tarifas.

Para el control de este sistema de aprovechamiento y para que la recolección se realice de acuerdo con unas prácticas respetuosas con el medio ambiente y la sostenibilidad del recurso micológico, se va a contar con los servicios de los Agentes Medioambientales del servicio territorial apoyados por la Guardia Civil. Además de velar por esta correcta recolección también desarrollarán una importante labor informativa dirigida al recolector.