`Los andamios de los pájaros´, la conexión entre el pincel y la palabra

24/4/2014

"Cualquier que conozca la poesía sabe la conexión entre el pincel y la palabra", apuntó hoy el poeta y profesor universitario Santiago López Navia, en la presentación del último libro del escritor y trabajador de la Diputación, Amando Carabias. Un aforismo que se hace aún más visible en este poemario titulado `Los andamios de los pájaros´, inspirado en la exposición pictórica "Tocar el humo" de su hermano Mariano que se pudo ver en el año 2010 en el Colegio de Arquitectos.

`Los andamios de los pájaros´, la conexión entre el pincel y la palabra

Compañeros de la institución provincial, diputados provinciales encabezados por el presidente Francisco Vázquez, familiares, poetas y amigos arroparon a Amando Carabias en la presentación de este su cuarto poemario, editado porLa isla de Siltolá.

López Navia destacó la luminosidad de los versos de este último libro de Amando, y aseguró haberle impactado cómo recuerda a su hermano "entregado al arte de la pintura como un felino a su presa".

El profesor universitario destacó también "el sentido ejemplar del compromiso" que late en los versos de Amando, mientras mostró su admiración por "el espacio que reserva para el universo nuclear de sus afectos: esposa, hijas, padre y madre".

López Navia destaca el lenguaje plagado de símbolos que recorre este poemario y "la eficacia con la que construye algunos versos lapidarios como el que dice 'Seguir al corazón es lo que importa del poema los andamios de los pájaros´" 

Por su parte, Amando Carabias agradeció a Santiago López Navia el esfuerzo que ha realizado para estar presente en el presentación, al "tratarse de uno de los cervantistas más importantes de este país, en la semana en que el Quijote y el Cervantes son los protagonistas". Carabias mostró también su agradecimiento a la Diputación por las facilidades recibidas para la presentación del libro, una institución en la que trabaja hace 26 años.

"Este libro –apuntó el autor- costó tiempo escribirlo, aunque la primera redacción fue relativamente rápida". La versión final que ahora se puede leer es la tercera, aunque Carabias reconoció que si ahora tuviera que volver a redactarla seguro que cambiaría algunas cosas.

El poeta recordó que fue un retrato de su hija Mirian, realizado por su hermano para esa exposición de "Tocar el Humo", que representa a una joven renacentista "y sin embargo era mi hija", la que le impulsó a escribir este poemario. "Pensé entonces que el ser humanó no ha cambiado tanto (..) Lo que realmente importa al ser humano no ha cambiado en absoluto: por lo que lloramos o reímos, porque queremos seguir vivos, …"

Carabias apuntó que cree en "la inspiración, en la constancia y en el trabajo". "Entiendo –añadió- que mi poesía no es ni tan original, ni única, ni especial, sino que formo parte de un todo, desde hace muchos siglos, y responde a la tarea de cualquier artista, de continuar".

La tarea literaria de Carabias no se centra en exclusiva en la poesía. Ha publicado la novela Aquel sábado lluvioso (Diputación de Segovia, 2001), el libro de relatos Cuentos de Euritmia (Segovia, 2004), la autobiografía novelada del industrial segoviano Justino Gómez En busca del tiempo y su horizonte (Segovia 2007) y gracias a Internet, la novela colectiva Oscurece en Edimburgo (Santa Cruz de Tenerife, 2010). Asimismo en alguno de sus blogs ha publicado las novelas Mañana amanecerá, Fin de trayecto y Alas Rotas. Esta última, además, tiene una versión en audiolibro narrada por José Francisco Díez-Salado.

Sin embargo, se considera, sobre todo, poeta. Los andamios de los pájaros es el cuarto poemario que publica. Viene precedido por Humanidad perdida (Segovia, 1981), Versos como carne (Segovia, 2011) y Quizá un martes de otoño (Castellón de la Plana 2013).