José Sacristán se sube al escenario del Teatro Juan Bravo en una de las obras más esperadas de la temporada, ‘Muñeca de porcelana'

16/3/2018 José Sacristán se sube al escenario del Teatro Juan Bravo en una de las obras más esperadas de la temporada, ‘Muñeca de porcelana’

Su presencia en Segovia ha sido una de las más esperadas desde que se dio a conocer la programación del Teatro Juan Bravo de la Diputación para este primer trimestre de 2018. Decir José Sacristán es pronunciar el nombre de una de las eminencias de la escena española, que también ha conquistado al público internacional y, recientemente, a las generaciones más jóvenes después de su exitoso papel como Don Emilio en la televisiva ‘Velvet'. El octogenario actor llega a Segovia para interpretar ‘Muñeca de porcelana', una pieza dirigida por Juan Carlos Rubio, correspondiente a la adaptación realizada por Bernabé Rico al texto original de ‘China doll' que escribió David Mamet para otro intérprete de vuelos mayores, Al Pacino.

Representando ese papel dado por Mamet a Al Pacino, José Sacristán se encuentra en la escena con Javier Godino. A veces en conversación con él y la mayoría de las veces sin contar con él, Sacristán, quien interpreta a uno de esos peces gordos sin escamas y sin escrúpulos, que nada a su antojo por el mundo sin más oxígeno que el de la corrupción, va construyendo un diálogo lapidario sobre los negocios, las maneras de crear fortunas y de mantenerlas, y las formas de despachar a la burocracia. Su interlocutor, en la mayor parte de las ocasiones está al otro lado del teléfono, por lo que los espectadores se encontrarán a un José Sacristán colgado del hilo, mientras Javier Godino, su subordinado, toma buena nota del proceder del todopoderoso jefe.

"¿Están los poderosos libres de rendir cuentas por sus actos? ¿Existe una élite que maneja los hilos con capacidad para variar el rumbo de los acontecimientos con tan solo una llamada telefónica?", se pregunta el director, Juan Carlos Rubio, quien no es la primera vez que trabaja con un texto de Mamet -ya lo hizo con 'Razas'-, y quien asegura que el escritor americano crea en 'China doll' una "intensa y emocionante estructura teatral de vibrante ritmo que mezcla temas recurrentes del autor". Un autor, Mamet, ágil en la palabra e inconformista en el resultado, ya que fueron más de dos las ocasiones en las que cambió el final de ‘China doll' hasta que dio con el que quería; la definitiva, cuando la pieza ya había sido estrenada en Broadway en 2015.

Juan Carlos Rubio tardó apenas unos meses en encontrar a su particular Al Pacino y proponer al público español este texto que cuenta cómo un millonario le acaba de comprar un avión a su joven prometida como regalo de bodas, con la firme intención de jubilarse y dedicarse por completo a ella, y cómo, antes de reunirse con la joven, instruye a su ayudante para poder atender sus negocios desde la distancia. Antes, también, de que una inoportuna llamada rompa todos sus planes. El desenlace lo conocerán las cerca de quinientas personas que llenarán el Teatro y que prácticamente habían agotado las entradas desde hace varios días.